Historias

El arte de no hacer nada: descansar sin sentirte culpable (por no estar trabajando)

Un año y medio me ha costado conseguirlo. Prácticamente, desde que empecé en esto de emprender. Y es que, como nos pasa a todas al principio, pensaba que cuanto más hiciera mejor me iba a ir; sentía la necesidad de estar todo el día trabajando para llegar a todo: el que se queda atrás, pierde.

… LEER MÁS