REVISTA digital para emprendedoras creadA por Versanalidad
newspaper-1595773_1920

La importancia de contar buenas noticias

He cerrado el ordenador justo a las ocho y media de la tarde. La jornada de trabajo se ha alargado más de lo normal – cosa que suele pasar la mayoría de las veces cuando eres freelance y trabajas desde casa – así que solo me apetece una ducha, una cena ligera e irme a dormir.

Cuando me siento delante del plato, enciendo la televisión por primera vez en todo el día. Voy a ver qué está pasando en el mundo, me digo. Ante mí aparece el presentador de siempre, con ese traje de siempre, con esa sensación de que siempre está ahí, que nunca se mueve; es como un muñeco al que le llegan las noticias y las tiene que contar. ¿Tendrá vida fuera de ese plató?, me pregunto. Fantaseo con el hecho de que pudiera vivir ahí, sentado, leyendo el cue una y otra vez, pero sus palabras me devuelven a la realidad: “Tenemos que advertirles de que las imágenes que van a ver a continuación podrían herir su sensibilidad”. Inevitablemente eso me hace estar aún más atenta: la curiosidad aparece siempre cuan más morbosa es la situación – y de eso se aprovechan muchos Medios, no hace falta poner ejemplos –.

Me quedo mirando entonces, concentrada e intrigada por lo que me puedan mostrar, y aparece en la pantalla un vídeo grabado con un móvil – en vertical – en el que varios chicos menores de edad dan una paliza a otro hasta matarlo. Obviamente no lo veo morir, pero puedo imaginármelo y se me quitan las ganas de seguir cenando. La siguiente noticia habla de un avión que se ha estrellado en Etiopía, obviamente sin supervivientes, y me enseñan las caras de las familias llorando su pérdida. También me entero de que un colegio se ha derrumbado en Nigeria: tres plantas completas se han venido abajo en horario escolar. En mi tele ahora solo veo escombros y, entre ellos, una mano pequeña y polvorienta, que precede a un cuerpo diminuto posiblemente intentando escapar.

Apago la televisión pensando qué otra cosa puedo hacer para aprovechar ese rato de ‘tranquilidad’ que no me haga sentir culpable por tener una vida normal. Entonces me paro a pensar – realmente, a agradecer – cómo ha sido mi día, las cosas buenas que han pasado, y celebro en mi conciencia que todas esas cosas malas no me hayan tocado a mí. Podría parecer que mi vida es irrelevante, pero es una historia más y agradezco que sea tan normal: no tiene emoción constante, ni morbo, ni motivación adicional, pero entre tanto malo podríamos decir que estar bien es una buena noticia.

Me paro a pensar cómo ha sido mi día, las cosas buenas que han pasado, y celebro en mi conciencia que todas esas cosas malas no me hayan tocado a mí

¿Acaso las buenas noticias no tienen hueco en la televisión?, reflexiono. ¿Lo bueno no es noticia? La información de servicio, de actualidad, es necesaria y diría que hasta obligatoria. Pero, ¿no podríamos intentar entremezclarla con la otra, aquella que nos motiva, que nos remueve como sociedad, que nos aúpa como profesionales? ¿Por qué no intentamos usar las noticias para cambiar el mundo para bien?

Por supuesto que, como periodista, considero del todo interesante y necesario hablar de que jóvenes menores de edad se peleen hasta matarse. Hay que contarlo si queremos contribuir a que eso cambie, a demostrar que no se debe hacer, a enseñar que eso no está bien. Pero no comparto algunos límites que a veces los periodistas nos vemos obligados a traspasar en pro de otro tipo de objetivos que no son informar.

Será mi instinto periodístico, pero las historias siempre han sido mi gran debilidad. Más que comunicadora, me gusta autodenominarme informadora, porque mi verdadera pasión es compartir información, contribuir a que las buenas noticias lleguen al mayor número de personas. Por eso y para eso estudié periodismo: quería contar, hacer llegar, descubrir y crear historias. Es mi manera de entender el periodismo: ser ese enlace entre la historia y la noticia que va a consumir la sociedad. Ser parte activa del imaginario colectivo.

Soy de las que piensa que la Prensa es realmente el cuarto poder: la mayoría de la gente se cree lo que ve en los Medios sin preguntar más allá o sin contrastar ni siquiera entre ellos. Por eso los periodistas tenemos una función tan importante, de servicio público, que es asegurarnos de que lo que compartimos va a contribuir a una sociedad mejor, a crear personas más y mejor informadas, a generar debate y, sobre todo, que hará que cada persona pueda formar su propia opinión sobre los temas que tratamos sin influencias premeditadas. Así es como se crece como sociedad, no entiendo otra manera.

Hoy que la Red de Noticias cumple un mes, comparto el primer Editorial para que conozcas cuáles son los valores que sostienen este nuevo formato periodístico en el que estás participando

Y fue así, en este contexto, en el que nació la Red de Noticias Emprendedoras, que tú ahora conoces y de la que eres parte. Siempre he quiero tener un periódico, un espacio para compartir información. Eso ha día de hoy comprenderás que es como una utopía, aunque esta Red que ha nacido ahora es lo que más se le parece. Un lugar donde conocer las otras noticias:  esas que nos nutren como personas, las que nacen de historias personales, de superación y de enseñanza desde personas que como nosotros trabajan por ser/hacer más y mejor. Historias de mujeres, mujeres empoderadas y fuertes. Historias emprendedoras de las que puedes inspirarte, con las que puedes hacerte eco de la actualidad, conocer cosas nuevas, investigar, comprobar por dónde se mueve la Sociedad de tu tiempo… Historias necesarias, vivas, versátiles, de personas que tienen noticias que contar.

Y como cada periódico tiene una línea editorial, he creído necesario que conozcas cuáles son los valores sobre los que se asienta esta Red, para que así decidas cómo y cuándo formas parte y si te sientes identificado con lo que aquí comparto. Un editorial es, al fin y al cabo, un espacio de opinión para que conozcas un poco más lo que mueve a las personas que hay tras el teclado en las noticias que vas leyendo y hoy que la Red de Noticias cumple un mes, quería compartir mi primer artículo de este tipo contigo.

Brindo por muchos meses más. Gracias por estar al otro lado.

PD: Al final de la página podrás dejar un comentario para contarnos qué te ha parecido la noticia de hoy 🙂 ¡Anímate! Tu empuje es nuestra gasolina para traerte nuevas historias cada semana. ¡Gracias!

TAMBIÉN
te gustará

COMPÁRTELO

en tus redes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Reader Interactions

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al hacer click aceptas la privacidad y uso de datos de este sitio web. Responsable de los datos: Ana María López || Uso: Administración de los comentarios. || Legalidad: Sin tu consentimiento no se hace nada. || Quién recibe estos datos: No se cede los datos a nadie. || Tus derechos: Si en cualquier momento quieres acceder a tus datos, modificarlos o eliminarlos, solo tienes que pedirlo. || Más info: Puedes ver como trato toda la información que recojo de manera detallada en mi apartado legal de la web.

Suscríbete y descubre más sobre la revista La Red de Noticias Emprendedoras

¿Quieres ser la siguiente en aparecer en la Red de Noticias Emprendedoras?